lunes, 28 de diciembre de 2009

aves del mañana


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape


albos pájaros en inmensidad
de la noche que sutura afanes
sobrevuelan esta morada hecha
con nubes de mineral espuma

sobre la tierra
que es yerma y ajena
no quedan ya testigos
para revelar la tenue
marcha de estos animales
en vías de perfección

aunque todo por debajo
vaya muriendo
ellos no renunciarán
a la formación alcanzada
por generaciones primigenias
ni creen en otro destino
que aquel hacia donde migran

pasarán bandadas aún
cuando nuevos reptiles
muten escamas por piel
y desarrollen extremidades
para dirigirse a la guerra

los albos pájaros de eternidad
no conocen ni quieren saber
de civilizaciones holocaustos
y repetición de la historia
nada de lo que ocurra
sobre llanuras tras el ala
cobra importancia para las aves
pálidas de novedades
que derivan sin distraerse
rumbo a invisibles galaxias.

lunes, 7 de diciembre de 2009

jugando a medianoche


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

.

.

.

Ramiro la observa y cuesta creer que este remedo de mujer fuera, no hace siglos no hace tanto, quien le enseñara los primeros pasos de baile para ir a la fiesta que no te podés perder, y la que se emocionara al presentarle el deleite por la poesía. La puta enfermedad le ha invadido el cerebro a Lucía, aún tan bonita que obliga al recuerdo de aquellas fiestas navideñas en casa de los primos del campo, con la música más alegre corriéndole por las faldas todos contentos viéndola mover su cuerpo fibroso al ritmo de dos por cuatro ocho. Y sin embargo, en pocos años, todo en ella se ha convertido en pura negación de las nueve de la noche, cuando el rumor de insectos mentales le puebla las facciones de temor a ser atrapada en redes de sueño, o perseguida por invisibles roedores. Desde la boca a grito callado, le cae una espuma ocasionada por la adrenalina que la dispone a enfrentar amenazas sólo visibles por su delirio. Él busca los naipes de la paz, además arrima el aparejo que construyó a fuerza de soldaduras, ingenio, y paciencia. Y propone jugar un rato, con la intención de transmutarle los miedos en distracción, quitarla del torbellino autoprovocado. Acomoda toda la parafernalia sobre la mesa ratona, que marca frontera entre cordura y desvarío, mezcla y reparte, cuidando de que las cartas guarden un orden específico, y dándolas vueltas para ver qué esconden. A la vez, echa a andar el abalorio por el que una bolita de vidrio multicolor rueda, y en su desplazamiento acciona minúsculas balanzas y puentecitos, los que provocan efecto dominó de sensaciones y expectativa. Entonces Lucía toma los naipes adecuados, los coloca en determinado orden inaccesible, el cual constituirá ese salvoconducto hacia la realidad perdida. Y se aquieta, sin pestañear, respirando suave a lo gato que acecha mariposas, siguiendo el derrotero de la bolita. De pronto, ríe, aplaude, arroja las cartas al aire, pues todo concuerda en un instante de armonía, la esfera iridiscente arribó a su meta sin tropiezos ni accidentes de tránsito. Su mirada, que ayeres iluminan, peina todo el ámbito hasta dar con Ramiro, hijodemialma, dónde has estado. Y Ramiro ríe también, como si pudiera recuperar la tácita complicidad que los uniera siempre, siempremamá. Reír sí, pero con cautela, esta jodida puntada en el pecho no es chiste, el cuore está pidiendo cambio y no hay suplentes loco.
Recomienza el juego, ella enterada de nuevo, repetirá cada gesto y emoción, todo el proceso. Alborozada con el abandono de revelaciones a esta hora, mirá que sos loco pibe, ¿cómo te llamabas?. Ramiro, otra vez más, alegre calcula que como van las cosas para febrero o marzo consuerte, jugarían por última vez. Ahora, septiembre es redondo y suficiente.

Arlane


(imagen= cuadros.cool-arts.com

artista= Hermel Orozco)

jueves, 3 de diciembre de 2009

sueño con Altazor


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

.

.

.

.

¿es este mi país mi tierra?
las pendientes que ando
¿son posesiones cautivas
de mi derecho?
¿o a medida que asciendo
no voy perteneciéndoles?

alto mural la cordillera
si la pretensión es marchar
al encuentro con la sombra
que dejé colgada en un almacén
de campo donde mujer y ginebra
fueran breve consuelo
y a mi paso
el polvo del olvido
borrara toda huella
Arlane

















martes, 1 de diciembre de 2009

la que vende rosas


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
.
.
.




surfeando entre vehículos de intenso
tránsito y peatones que atardecen
llegó hasta mí aquella ninfa europea
de sonrisa sin pausa
con sus florcitas bienamadas
envueltas en algo tan cristalino
como ella

¿qué hacía allá en medio
de febril movimiento
con multitud a punto
de avalanchas?
intuyo estadías de suspensión
en El Bolsón y Marcos Sierras
creo haberla presentido
por esas tierras de mejor vida

venía sí
con su mundo a cuestas
pregonando insólita felicidad
modelo Janis y convidaba
sus rosas entre vecinos
uno por uno

lo bien que me vino su magia
para quitarme del atolladero
donde la mente pugnaba
hacia el abismo sin control
dio quizás sincrónicamente
ayuda al náufrago
en medio de la corriente

Y habitado por alegría
a como dé lugar
hurgué en el escaso bolsillo
donde las monedas para la vuelta
ofrendándoselas a cambio
de un capullo contra viento y marea

caminando se lo llevé
a mi señora de las luces
esa que guarda el bosque
al que sediento llego
después de convivir
con tanta orbe en progreso


Arlane

imagen: hojasdelunaria.blogspot.com

huyendo del alba



Page copy protected against web site content infringement by Copyscape



.
.
.
.
.
Al amparo de la oscuridad,
escruto tu estampa.
Me reconforta esa lejana presencia
envuelta por sombras, donde las ansias
trazan descargas.

La noche es refugio y nos envuelve.
Percibo el aroma distante de tu piel cobriza,
mientras irradio mensajes
desde el incandascente límite orgánico.
Adivino tu pulso, tu espectativa.
Vibro en la misma sintonía,
porque el tren de los deseos que nos transporta
circula por un sólo carril.


Y puedo
captar el gesto seductor
cuando recogés tus cabellos,
y los pensamientos urgentes que te inquietan
y me agitan. Mudamente.

Lo maravilloso de conectarnos
es que no hacen falta palabras
ni recintos espléndidos,
para descifrar la clave de la necesidad
y el deseo,
basta con el magnetismo del aire cálido
que nos separa.

¡ Embriaguemos a luces intrusas
para que cesen su fulgor !

En la densa intimidad
nuestro ritual cobra vida.
Y así,
convertidos en cerrada bruma
nos amalgaremos hasta desaparecer.


Huyendo del alba



ARLANE


(imagen: Henry Cartier Breson)

jueves, 5 de noviembre de 2009

alegato fantástico


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

.

.

.

Oh mi fértil magma, prófugo de enjuiciamiento por aquellos que desafían
la trocha en donde circula el expreso que abordé temprano.
¿Cuál de tantas máscaras habré de portar en este día, tan liviano de aconteceres, tan huido de presupuestos. En esta aurora que me instala sonrisa y estrofas
para convidar?
Mirame con detenimiento, el necesario para dejar de correr, hay algo en mí causante de tu repulsa.
Soy aquel infante que renunció al maternal abrigo para aventurarse en los espejos y meandros del espíritu, cubriéndose con manto de arrabales
los hombros a la intemperie.
Nada puedo afirmar o sostener, sabiendo que el mundo es tan ambiguo
como el destino.
Yo, por ejemplo, un proyecto de mediano plazo, con alta posibilidad
de éxito cosmopolita, y sin embargo, excusado inclaudicable del beneficio,
del índice de empleo, y de toda competencia requerida.
Dado al desplazamiento voluntario por bosques de utopía, riendo del excesivo asfalto, con fervor ocioso para convertir en holistas los documentos contables y los telegramas laudatorios. Si no he producido dividendos puede deberse a la poca estima que suscita el razonante abstracto.
Pero, acepto la condición a padecer, mientras planteo una duda absoluta sobre
el concepto utilitario de nuestra humanidad, cuya mayor aflicción es poseer
y ostentar bienes descartables.
¡Tanta herramienta en manos erróneas!
Entonces, me elijo diáfano trashumante de playas, cerros, y páramos, concientizando el tiempo durante el que puedo escoger la frecuencia laboral, sentarme blandamente a ver desfilar la luz matutina y asistir al panorama automecanizado, evocando buenos momentos gracias a la música que los define, esa melodía que no cesa de sobornar mi tendencia al abismo.
Y a la vez hallar las frases precisas que logren conferir un temblor genuino en tus espaldas, presa del agobio.
Tras la frente contengo magnitudes.
Aprecio el trabajo, pues aún me hostigan ciertos hambres elementales.
No comparto este modo positivista de suceder al que nos han conminado, pretendiendo desechar los mundos que trascienden la actual mirada.
Entonces, dejame en paz. Aunque parezca aturdido en verdad estoy sujeto
al profundo ensordecer

Arlane


jueves, 29 de octubre de 2009

fibras áureas


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape




Motas de polvo estelar
siembran efímeras luces
sobre la tierra en desorden.
Llueven despojos de fragancia cósmica,
dorando piedras que fueran montaña,
hace años luz de hoy.

Esporas brillantes
orbitan sobre restos de planetas extintos
brindando un espectáculo final,
astrológico regalo para bestias sin historia.

Migran satélites.

Y caen retazos de universo,
portando el indivisible fulgor
de astros fenecidos, siglos ha.
Pero, aún su reflejo surca galaxias
iluminando a quienes carecen
de claridad propia.

Oro. Oro de aire diáfano,
dorante halo de fibras sutiles.
¿Cómo volar, tan raudo y nítido,
si hay retinas negándose a captar
el zigzag entre segundos?

Habremos de mutar la piel gimiente
por coberturas de sideral rocío,
sin considerar el pálpito mortal,
y descreer que nos impregna
el polvo de los elegidos.
A través de aéreos prados
mimetizamos el aspecto primitivo
con la mística evolución,
que transparenta.

sábado, 17 de octubre de 2009

gracias a Neruda


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape






(post lectura de “vegetaciones”, poema de Pablo Neruda, libro Canto General)

Vierten hacia mí los manantiales de agua prístina. Un poeta de otras orillas ha encendido tanta sensación bautismal, que ya no pendo de las sombras dibujadas por el tubo fluorescente como témpano, que irradió compacta soledad en ciernes. Por ejemplo, aquí tienen el viejo escritorio que, si se fijan bien, ha mutado provechosamente en balsa de fórmica a babor, y desde su cubierta (un pasito para el fondo caballero), admiraremos amazónicos esteros que hunden su verdor en la profundidad de selvas pobladas de misterio. Desechando por un breve pestañeo la embarcación oficinesca, sumerjamos dudas en ese mar que tiende a caerse del mapa extremosur. Ah, fluidos tan puros acarician las escamas que pueblan nuestras espaldas tersas. Sí, es cierto que también este viaje iniciático nos va transformando, ¿qué más da, acaso no llegamos con la extremaunción entre los labios sellados?, ¿y la necesidad de sublimar la naturaleza?. Nuestras vértebras, así como casi todos los componentes del cuerpo, poseen una versatilidad inaudita. Disfrutémonos, tal el durazno en jugosidad.
Huelo el progreso de forestas y serranías; palpo, con estremecimiento colegial, el paso eléctrico del colibrí atareado en sus ocupaciones. También, brota de mis yemas cierta jauría de loros vociferantes y juglarescos. Oigo con todo el cuerpo la sedosa pata del jaguar, mimetizado de arboledas. Y, al fin me comprendo holístico, integrante de multitud de especies, de las que a su vez resulto. Ahora casi abrazo la idea del humano existir como sumatoria de aspectos preexistentes. Consideremos, señoras turistas, permutar la herida que infligimos a estos hermanos, por la participación cooperativa hacia la auténtica evolución. No se trata, ni ahora ni antes, de dominar las virtudes que prodiga nuestra Madre, no. Sino de colaborar en el desarrollo vital, que excita por todas partes, incluso aquí, en el desvaído edificio laboral, donde tubos quimioterápicos plasman un hombre frente a su escritorio inmóvil. Sueños de utopía le asedian.

Arlane





domingo, 20 de septiembre de 2009

versiones

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape




Un pajarillo armaba el nido, ayudado por su compañera. Ardua tarea para el pequeño volador, iba y venía trayendo en su pico hojitas secas, trozos de madera, algún hilo de color para dar un toque personal. Este animalito alcanzó a divisar, entre vuelo y vuelo, a un hombre santo, que emanaba áurea luminosidad desde su asiento. Percibió, el ave sorprendida, cuánta paz irradiaba aquel ser y cómo ascendía, girando lentamente sobre los techos de su vivienda. Decidió mudar su proyecto habitacional a las inmediaciones de la residencia del humano dios.

El peregrino venía de largas distancias, disfrutando los silencios y aromas de los montes. No tenía otra misión más que confundirse con la naturaleza, pues era un exiliado voluntario de contaminadas orbes.
La sed lo apremiaba, y se dispuso a requerir agua en la primera casa que encontrara, pero, al llegar a la entrada de una humilde choza descartó llamar, pues una magnífica estatua captó su entera atención. Dedujo que el escultor había plasmado la imagen de un antiguo poblador en el momento de meditación profunda, sentado en posición de loto, como los yoguis hindúes. La quietud y recogimiento que desprendía la efigie, convencieron al caminante de que se trataba de terreno sagrado, por lo que sería mejor dirigirse a otra morada para saciar el anhelo apremiante
.
Solange canta canciones olvidadas, o jamás compuestas, mientras tiende la ropa en el alambre que su hombre dispuso entre dos árboles salvajes. La cabaña está sobre la ladera, que alberga la choza del único vecino, cien metros arriba. Entre sábanas y prendas, Solange divisa al hombre estático, sentado bajo el alero. Pasan los minutos y el tipo no se mueve, entonces, la buena mujer saca conclusiones: “allí lo tienen, el viejo hippie, duro como estaca. Se dio un buen saque, y seguramente su voluntad rueda por el propio infinito, un cosmos narcótico lo inmoviliza. ¡ Y buéh ¡, que disfrute el mambo, mientras no venga a joder...”

Cada cual ajusta su versión, y todas son verdaderas, porque la realidad es un acuerdo entre lo que existe y la interpretación personal que de ello se hace. Quizás sea este el motivo de la imposibilidad de conciliación entre testigos, y, menos mal que no se presentó ningún medio de prensa.

A todo esto, Paul el poeta maduro, concluida su meditación, recogió el largo cabello que la brisa montaraz había desarreglado, y se dirigió al interior de la choza, con la intención de relatar frente al grabador las sensaciones experimentadas: cómo percibió el vuelo cercano del ave, cuál fue la intuición sobre un visitante que no llegó, y de qué manera oyó a la vecina cantar su melodía irreal, entre flamear de telas y sospechas.
Lentamente, buscó la puerta de entrada, no se permitía ninguna urgencia, su ceguera lo apaciguaba.





Arlane
imagen de la artista Gisel Zárate

lunes, 7 de septiembre de 2009

un espejo aguarda

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

(acaso durará más allá de nuestro olvido)


has visto tus facciones
reproducidas en caras que vienen
de la nada y fluyen
hacia otros veloces vacíos

gestos ensayados en solitario
no son exclusivos
hay máscaras que también
ejecutan señas equivalentes
ese ladear del ojo
la postura cabal

necesitas algo nuevo
que refleje la singularidad
aunque sabemos de un espejo
que aguarda en vano
pues jamás esos pies
tropezarán con la duplicación
distintos aspectos de existencia
no pueden aliarse
sin peligro de estallar
al mínimo contacto

acaso la búsqueda incesante
perdure más allá
de nuestra circular biografía
legando a eficientes trashumantes
denodadas travesías en procura
de su repetición.

Arlane

domingo, 23 de agosto de 2009

reflejo fallido

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape


“...y hay un espejo que te aguarda en vano
mientras la memoria erige al tiempo”
.
.
.
.
.




en algún lado existe un espejo
que aguarda en vano
esta presencia fulmínea
cargando grandes dudas
y escasas certezas

aquel reflejo fallido
está sujeto entre los pliegues
vítreos del objeto que falta
en mi derrotero próximo
tal vez allí
transite quien hubiera sido
si las circunstancias
no premeditaran el presente
o simplemente
si no decidiera abrir determinada
anónima puerta
cruzar ese callejón fortuito
sin conciencia del riesgo

amplio mundo contiene
un marco reflector
donde inmóvil se proyecta
el destino paralelo que no conoceré
pero presiento.

Arlane

lunes, 17 de agosto de 2009

Ando mate





Mate benéfico
que cura el interior saturado
con sustancias hechas para fermentar
mate...
tu calor licuado viaja
por el tubo descensor de mi garganta
instalándo un bienestar manso
allí donde la tensión
perfora entrañas

bajo una parra invulnerable
acomodaré termo yerba
y el fiel compadre
para ver el mundo discurrir
comprobando lo aviezo
cruel
vano
de esta sociedad
también advertir
las toneladas de desperdicios
acumulándose sobre los baldíos
donde antes corrí y debuté

toda historia bajo montañas
fétidas de cadáveres y mierda

yo no te cambio
por celular moto plasma
dejenme de joder con tanta cosa
acá estoy bien
y si llegan amigos
les cebaré unos amargos
como dios manda

ya sabés
en mi rancho siempre alumbra
la pava sobre el fuego
y un mate compañero
pa`que no se vaya rengo


--Arlane--

lunes, 3 de agosto de 2009

reflorecer

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

¡ Buen día mundo!. ¡ Hola hermanos señoras y hermanashijasmadre!.
He llegado por primera vez, de vuelta, nazco riendo al sol desconocido, irrepetible. Revivo, y estreno, hoy, mi aliento.
Qué gozo inefable me sucede, con cuánto placer me hago de la vida.
Esta tarea diaria, este andar por el cotidiano camino, esta cara, todos los rostros y fauces que me rodean; ahora me resultan inéditos, causan mi asombro y mi alegría.
Veo los maravillosos colores vegetales desplegarse ante mis primeros pasos, gratuita e inocentemente. Percibo animales magníficos, dotados de vitalidad y sabiduría diferentes. Admiro la elegancia del insecto, y el dubitar de estrellas. Con cuánto deleite miro oigo palpo degusto esta existencia recién estrenada.

A todo Dios agradezco y me postro en cuanto templo exploren mis pasos, pues comprendo que he despertado, luego de noches inciertas, y aún respiro, puedo caminar, amar, ayudar y pensar. He recobrado el hálito vital. Logré resguardar mi ritmo sanguíneo durante el eclipse de la voluntad. Y alimento los ojos con cuanto es, con toda vibración que ondula aguas en el espacio infinito.
Escucho los trinos, las voces, los motores, y aún me quedan millones de sonidos por absorber. Toco las superficies rugosas, los pétalos, pieles y pelo, y me extravío en la posibilidad táctil que resta experimentar.

¡ Oh, aló: niñas, niñitos. ¡ Buen día chofer, comerciante, vecina!. Los convido a la exultación que nos impregnará con el deleite de aparecer naciéndonos, justoaquí. Nos rehace el júbilo. ¡Bailemos! Cantemos loas, salvas y triunfos, sin pirotecnia.
Una inmediata aurora nos cubre por primera vez, como ayer nomás. Quizás mañana… nueva, mágicamente, el misterio remita.
Celebremos. Pero con presteza, este dulce licor, ahora. Pues, acaso en el próximo sol, no hallemos voz, ni oído, ni palpitación, allí donde ayer brotaron. Y no encontremos, siquiera, a quién preguntar.


--Arlane--

martes, 28 de julio de 2009

Frágil huella

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

No es útil afanarse
tras la frágil huella,
las etéreas doncellas sucumben
al amanecer, junto al sueño.
Y no hay sentido ordinario
que las rescate del tumulto.
Mágicas escenas que pulsaron otra piel,
que es la nuestra pero tambien es ajena,
se diluyen bajo el agua fría
sumergidas en la maraña
de un nuevo sol.
Hadas, sílfides, bellezas inconquistables,
fueron compañeras de viaje
por una noche.
Fueron amantes temerarias.
Pero el día
nos concreta en su vorágine,
nos asimila.
Y jugamos, otra vez, el consabido papel
en escenarios soñados
por quienes aún refutan el despertar.


ARLANE

domingo, 5 de julio de 2009

Escuchando Artaud



hierbas suaves esplenden su rango
hacia mi cautivo discurso
remotos prados de la conciencia en alteridad

un sudario sin uso rota desmañado
entre los pliegues del velar
y vuelve esa urdimbre horaria
objetándome
por decisiones culpables del hoy
que entonces fuera destino
retornan personajes aéreos
ayer faro de adolescencia
cuando la novedad era despertar
en el mismo sitio
y con parecido aspecto

oh criaturas
que en noches de cavilación
tornaron su brillo ceniciento
hacia el cubil de mis apetitos
séquito de voces diáfanas
que otros cercanos decidieron sacrificar
al olvido
¿porqué aún resuenan
en mi estancia?

orada el fuego creador
los días sin ocurrencia
suspendidos juicio y habla
al estancarme en el recuento

tengo un mundo falaz
quizás la hora llegue
en que deba evitar su artificio
mientras tanto
deambulo por oscuras praderas
de geografía subterránea
y no concibo pantallas
que delaten mi travesía
al borde de la cordura

quédeme sólo un manto
de estelas en suspenso
para cubrir la espalda
conque remembranzas gesto


--Arlane--

domingo, 21 de junio de 2009

sin paradero

Detenido el discurrir habitual, aunque no dormido ni bajo efecto de alucinógenos, el sujeto abrigaba una distante certeza de poder volar. Había recibido en sueños el procedimiento necesario, que consistía en correr sobre blanda superficie, sin frenar arrojarse hacia delante, durante los pocos segundos en que se mantuviera paralelo al piso debía palmear las manos por debajo del cuerpo, a la altura del ombligo, y, por fin, cobrar altura gracias a la nueva capacidad adquirida, aunque sin alejarse demasiado para no levantar sospechas. Luego de dos intentos fallidos, en los que dio de bruces contra el atribulado césped, acordó consigo un tercer y definitivo ensayo, no tanto por cansancio, sino que la ropa ya empezaba a romperse, y los curiosos en cualquier momento se congregarían, masificándose hasta llegar al extremo de denunciarlo. Algo entumecido, tomó carrera, se impulsó repitiendo los pasos canalizados... y cobró altura. Ja !. Riendo para sí fue escalando el espacio celeste, desprovisto de temor e incertidumbre. Pudo ver, allí abajo, a la gente arremolinada, señalándolo. No intentó saludar por temor a desmoronarse o embestir algún barrilete náufrago. Se perdió tras el horizonte.
Al año las autoridades dieron por concluida la búsqueda, sin resultados. Fue catalogado como desaparecido, de incógnita ventura.
Al siglo, lo ungieron santo popular, patrono de barriletes y de humanos que vuelan.

-Arlane-

Idea Cerril





pienso en cerros
bajo la lluvia fina
es sencillo crear alturas
Pienso en bosques
húmedas hojas de la mente
temblando bajo el peso
acuático de cielos
Tengo las nubes
abrazadas en la cima
de mi razón montaráz

Lejos la gente
entabla quehaceres diarios
produce ruidos
desperdicios
mitos
que no llegan a rozarme
porque ahora pienso
en cerros inconquistables
lugares salvajes desiertos
que están
estuvieron
estarán
hasta que nazca otra vez
con sed de caminos abiertos
-Arlane-

martes, 2 de junio de 2009

códigos evanescentes


Avisté las aves de claro plumaje, girando en carrusel sobre humedecidos maderos del puerto. Aquel virar de plumas en suspensión distrajo mi diligencia, quitándome, por lapso atemporal, de los terrenales asuntos. Una simbiosis me aconteció y pude experimentar la elevación, el vértigo del aire precipitando el hueco interior. Al unísono con la ingrávida sensación se dibujaba un terreno inexplorado en la memoria, algo arcaico revelaba claves para desplazarse sin pies y utilizar corrientes celestes a fin de viajar, raudo, hacia comarcas distantes donde otros similares me estarían aguardando.
Fue tan bello y frágil como los sueños, de los que rescatamos solo hilachas insustanciales, sin contenido registrable. El cáliz secreto volvió a sellarse, vedándome las revelaciones. Aunque, sospecho que en la memoria genética están las llaves de ese reino.
Esas pequeñas hermanas blanquinegras me legaron, por breve instante, el sabor de ser libre completamente, gozando un compartido cielo, recobrando el don ancestral...
Códigos evanescentes.
Nos suspenden el interés, convocando a volátiles rituales en que los segundos valen como años. Y, el cuerpo momentáneo extravía su pesar


Arlane

jueves, 21 de mayo de 2009

arbvolado



Goce, de internarse en el monte
donde la ausencia de voces y alarmas
se incrementa frente al trinante velo
y el espléndido follaje.

Andar, como flotando,
entre el paisaje cerril.
Comunicándome con el hermano instintivo,
el ser sin avaro criterio,
que retoza, libre, en los pastos de terciopelo.


Caricias, oh,
en las piernas me dan
las flores nutritivas recirculándo
la sangre, acaso verde ya
Y redimiendo el alma que traía
pesada carga de legiones.
Exploro bosques, humedezco la fatiga
en un arroyo fantástico,
que discurre allá, más atrás del sueño.
Ya puedo acoplarme a la sintonía
que emite el lugar.
Me ubico
en una escala musical atávica
para recobrar la lucidez almacenada
en la espalda, desde la época en que las alas
ajustaban como cualquier órgano.


Soy, entonces,
dentro del todo.

Diluyo el aspecto mundano
entre la vegetación.
Y, al descorporizarme por simbiosis arbórea
consistiré en una distinta cosa.
..............................................Conífero,
erguido ante el embate de las estaciones,
desafiando a la eternidad.
Venga el sol beatífico a provocarme,
con su multicolor rayo, la armónica,
inesperada, fotosíntesis cerebral.
Entonces, desde ojos recientes,
disparo el flash para retratar
el silvestre entorno.

Algo me dice que cuando vuelva
a mi hueca fisonomía, saldré por avenidas
empapelando muros
con estos testimonios de la realidad.
Mientras tanto,
germino, hecho raíz, me expando.
Ya no hablaré,
adopto la mudez filosófica del árbol.
..................................Contemplo y callo.

Arlane

miércoles, 13 de mayo de 2009

el loco de la colina pregunta


"¿QUÉ LO PONE BIEN?"

compartir con mi otra mitad el furor de la espesura

"¿QUÉ HACE POR UD. MISMO?"

abismarme en los laberintos subjetivos que la lluvia otorga

"¿QUÉ NOS PASA? (16/2/09)"


nos pasa el infinito alrededor, mientras discurrimos frente al mar


nos pasa el infinito alrededor
mientras inmóviles discurrimos
frente a las mareas
inmensidades suceden
a nuestro costado pero
no hay ojos aptos para
registrarlas ni manos
capaces de empuñar
los hilos del universo
es que vamos embebidos
de rutina y cosa rancia
con todo sentido aplicado
a dirimir pueriles asuntos
en un mundo de fronteras
en tanto hay camas tendidas
a nuestra inconfesable
pereza

lunes, 20 de abril de 2009

bajo la colina

hay un programa de radio que escucho, se llama "El Loco de la Colina", va por FM radio Uno, de lunes a viernes entre las 23 y la 1 hs.. El tipo que conduce es poeta, buen poeta, y creo que su nombre es Carlos Rúa, a veces lo acompaña Tom Luppo, quien también es un excelente poeta y una biblioteca andante. Buéh, resulta que este Loco tira consignas al aire para que los oyentes participen. Yo las oigo y escribo una o más respuestas, pero a esa hora no me es posible llamar o mandar mails, así que las guardo. Para no tenerlas ahí al pedo, y antes de olvidar que existen, las voy a ir subiendo. Talvez algo bueno tengan.

"Qué es la felicidad"

esos raros y escasos instantes en que presto atención a los que me habitan, y desestimo el tráfico cotidiano

urbano karma


...y tendré el karma intacto

antes de licenciar al astro

que quemó mis pupilas

en los desiertos del feroz
oráculo

jueves, 9 de abril de 2009

Cabalgata ida


Los cuatro jinetes venian por ella. No le extrañó, ya se habían anunciado desde semanas atrás, apareciendo, brevemente, en los fondos de la casa, como un flash que mostraba a dos hombres y dos mujeres, con facha de gladiadores, montados a caballos briosos, y que la saludaban levantando sus armas. Luego se esfumaban.
Lo comentó en dos oportunidades al marido, pero este, sin levantar la vista del periódico, no le prestó atención, contestando con evasivas. Desde el año pasado, en que Emma sufrió aquel accidente cerebral, su esposo había tomado la postura de ignorarla, enfrascándose en la lectura de los diarios. Despues de treinta años de matrimonio, ella consideraba injusto semejante trato. Lo odiaba sordamente.

Hoy volvieron los jinetes, pero ella estaba preparada. Llevaba la campera de jean con corderito, bombachas de campo, botas altas, y boina a lo Guevara. Salió al encuentro de los aparecidos, sonriendo. El jinete del fuego le dió una mano para que montara en su corcel. Una vez acomodada, Emma dijo: “vamos, pero antes haceme un favor”, Y le murmuró algo al oído. Inmediatamente, el angel de llamas apuntó su bastón hacia la casa, mandando un chorro hirviente de lava. La estructura se quemó por completo.
El marido no alcanzó a levantar la vista de las noticias.


arlane

lunes, 6 de abril de 2009

cuentEros


en la Comunidad de escritores y poetas inicié un grupo titulado "cuentEros", que, como bien su nombre lo indica, recibe cuentos del género erótico, sin caer en aberraciones o pornoliteratura. Si les gusta la propuesta, pinchen en el logo de la Comunidad, y busquen el grupo

lunes, 30 de marzo de 2009

fantasmal



cuáles espectros andarán
detrás de estos vidrios severos
que aíslan mi cuarto ?
fantasmas andrajosos carcajeándo
bajo graves flujos de tormenta
con bocas vehementes
para intimidar a incautos
coros de terror aullando
baladas que estremecen
con el relato de terribles causas
por las que sus almas purgan
condena en el averno
Muertos a medias
gimientes
me convocan al círculo
alrededor de las hogueras
y así aprisionarme el alma
en reclusión perpetua

Oh no hay plegarias
que acudan prestas a mis labios
con su bendito salvoconducto
para defenderme de los siniestros
espíritus que escupen sobre
una cruz invertida entre vientos
de sangre y desenfreno
tentándome con hembras
abiertas hacia mi caída
contundente

no tengo manera de sortear
esta umbría estrella

jueves, 26 de marzo de 2009

Evolución

el cículo
que evoluciona desde el centro
donde impactó la estéril piedra
dentro del estanque erigido
sobre un campo al que tamizan
las estrellas
esa onda
irá capturando antecesores
y causando una sucesión
avasallante y redonda

toda una histórica síntesis
de la vida
en tan escaso ciclo

bajo la marea
de cosmos en progresión
aritmética

Arlane

martes, 24 de marzo de 2009

Capilla

CAPILLA DEL MONTE


El aire diáfano de esta comarca, cristaliza mi razón hasta convertirla en pájaros que surcan serranías, agrestes parajes donde se expande el alma y la memoria recorre nuevos caminos. Aire de altura, oxigena perspectivas en la urbana maquinación.




Vuelvo pleno de silencios
que tañen los tímpanos
de todo caminante
cuando aventura su rumbo
por estas elevaciones nutricias
Vuelvo sin desearlo
pues a ese lugar pertenezco
donde los sentimientos fluyen
por naturales sendas en libertad
Mi compañera y yo
nunca somos los mismos
que ayer partieron
nos transforman las piedras
del arroyo perdido
los sonidos provenientes
de forestas encumbradas
Tal vez mis palabras no lleguen
a describir la pacífica euforia
de comprendernos parte
de esa vibración
percibirnos en comunión
con espesuras vírgenes
y baldías comarcas
Debería cantar sin miedo
esculpir bosquejos de maravilla
pintar las imposibles imágenes
Mas no es suficiente
el humano arte
para traducir tanta pureza
que reina allí
en la tierra de los descalzos

lunes, 23 de marzo de 2009

en pos de luces nuevas







hordas de pájaros gobiernan
el anochecido firmamento
aves ciegas rumbo al holocausto
mientras que toco
el respaldo de sillones
entibiados por sudores
de multitudes sin nombre


Ayer es tiempo de llevar en andas
ileso dentro de la conciencia
y tengo voz mas no frases
allí las letras a punto de estallar
desde el filo autobiografico
pero veo que ya no significan

¿qué imaginación podría
obrar en pos de luces nuevas?


sé que más tarde estaré
hambriento de palabras
de escuchar un mensaje
que guíe hacia el crepúsculo


¿habrá caminos dispuestos
para el tránsito de tanta duda?
al vivir apremiado
terminaré instigando la muerte

Por creer no hablo
a la espera de ese momento
cuando la razón estalle
junto a mi existencia
y el rol a desempeñar


presiento que consistiré
como diminuta unidad descartable
la infinitud hecha pasión
únicamente puedo sospechar
que de mis campos aún
no florecen los nardos
y la hierba es inmadura
para alimentar este afán


-ARLANE-

domingo, 22 de marzo de 2009

Implosión


(dedicado a AC/DC)






no quiero escuchar músicas
que me hablen de un mundo
falso jolgorio detrás
de estos rústicos muros
empapelados
no no quiero saber
de informativos a medida
ni de putos discursos
no escuchar FM pop
o la megamaratón
Sólo preciso un rock
bien pesado aturdidor
y bailar borracho sudando
frente a inusitados espejos

Ni siquiera voy a recordar
que dentro de seis horas
habrá un fatídico tren esperando
para engullir mi letanía
Ahora no estoy
para calcular el precio
de lo bebido
ni la resaca en consecuencia

Sólo agitar desnudo
en bolas con mi sombra
sin soltar el vaso que brilla
lleno del veneno mejor