miércoles, 6 de octubre de 2010

el son de los cuerpos

.
.
El son de encantadores timbales


se instala en mi cuerpo

haciendo ondular el aire

bate parche tenso

convirtiendo en flama las piernas

retumbando en mi centro onda primate

Soy un diapasón

que repite la cadencia sensual de tambores

convocando a ritos paganos

en el comienzo de las eras



movimiento extremo

aturdida urbanidad

inducen los instintos a despertar y revelarse

entonces es fácil la entrega al amor

húmedos en sudor sin vergüenza

ni artificios contra fecundidad



los pies rozan el suelo

los brazos inician un rítmico giro

mientras un ardor cubre

desnudas superficies de piel

Porque esa música seminal penetra

toda apariencia que no

admite ya catequesis



Te tomo las manos oscuras

en tus ojos percibo magia y placeres

y las caderas dibujan promesas

que nos acoplarán en danza terrenal

dándonos a beber energía pura

derramada desde raíces en son de guerra

donde se inscribe el dantesco código

de nuestros genes

retozando por la selva



Arlane

la imagen pertenece al artista mexicano, Alejandro Cisneros Estrada (LATIN AMERICAN ART)

No hay comentarios:

Publicar un comentario