sábado, 27 de noviembre de 2010

glosar estrellas





trepado a un monte ceremonial, el poeta en su cosmos sin parangón glosa estrellas como oráculos y testimonia naves de luz a la deriva. Sus ojos vacilan, pero siguiendo el derrotero por experiencia, buscan un orden que pocos ejercen. Gusta del buen vino y mejor compañía, aunque nada lo distrae cuando llega la hora de zozobrar del mundo ordinario bajo palabras que lo ilustren mediante un ritmo adecuado a su aspiración, nutrido por silencios llenos de verdad. Ha rechazado ofertas de mejores ingresos y horario a las corridas, otras veces la sospecha desaconsejaba algún puesto de favor, todo por continuar ese viaje interior sin retorno que le aporta paisajes fuera de foco, cielos donde pacer, y tanto más que ninguna otra cosa del ambiente a secas puede comparársele. Él viaja a lomo de tormentas, para precipitarse rayo entre la densa sustancia que a los demás anestesia.

Arlane

la imagen pertenece al artista F. Bocaccio, de LATIN AMERICAN ART

No hay comentarios:

Publicar un comentario