martes, 4 de enero de 2011

luciérnaga de suaves luces

Descubro tu piel luminosa

en el ultimátum del diario ganarse el pan.

Corre la tarde ahuyentando

al gentío sin paciencia,

y un pestañeo del aire distrae

la ambigüedad de mi ojo frontal.

Te miro destellar,

avivando retinas sin color .

Surcás, echando chispas, el tictac

de escaparates a pie firme.


Verte y adoptar tu huérfana imagen,

fue un mismo acto.

Te apropié

sin listas de espera,

ni formularios de buena conducta.

Te invité

a la casa tomada que planeaba rentar,

pinté sus paredes con lava cruda,

adorné con raíces en tránsito

la mesa para navidad.

Me convertí en anfitrión pagano

para tu deleite y estulticia.



Ahora ando brillante

ciñéndote los quebrantos

con pronóstico de caída libre

ensayo vuelos al ras sobre

oficinas sin domingo

y mercados de hacienda

Vos me enseñás luz,

yo te ofrezco asilo,

confundidos entre las chispas

de un aire que nos incendia

Arlane
(la imagen pertenece a la artista Cristina Francov, de LATIN AMERICAN ART)

1 comentario:

  1. Una ternura.. saludos para vos y para mi Reina del Plata.

    ResponderEliminar