martes, 1 de marzo de 2011

devenir primal





como un dios de nieves

erijo barricadas sobre el cenit

virgen de modernidad y tránsito

hay lugares que a los humanos

no interesa urbanizar

frágiles desiertos muy altos como

para promover algun plan

de emporios al mejor postor



allí siento base

convivo al unísono con el medio

de suerte que torno a especie elemental

mimesis de piel en hojas

sin apuros por consumir

ni fácil presa de los diarios

como un árbol más del cerro

mueve mi barba

el silbo indómito



aquel antiguo cuerpo se nutre

con todo el stock rural



y siempre contemplar

desprovisto de temores

a quedar rezagado

porque no existen rivales

o patrones que supongan

amenazas por dejar atrás



Arlane

No hay comentarios:

Publicar un comentario