miércoles, 20 de abril de 2011

Antindividuo

Fatigo las proporciones mentales

para encontrar el equilibrio

entre lo deseado y el bienestar común.

Infructuosa búsqueda

de mesura que compense

asuntos propios con interés universal.



Negro sobre blanco

¿ hasta donde alcanza el mal

cuándo comienza el bien ?



Cada humano es un mundo

evolucionando en el cosmos que lo gestó

conciente de la totalidad a la cual pertenece.

Y mi sed sabe del bálsamo

llamado expresión,

es por ello que elaboro los escritos

que me unirán a hermanos y hermanas

en sincera comunión.

Allano pensamientos

entablando vínculos con el entorno

para calmar el ego desmedido,

asumiéndome partícipe de un sistema mejor

donde cada quien colabora lealmente

para dejar atrás el recelo que nos separa.



Nuevos canales que explorar

y materializar la imaginación

brindando del mejor modo

el talento que anima mis pasos en vela

entre el enigmático acontecer humano

donde la individualidad aún se rebela

a cooperar para el beneficio de todos.



Presiento que

en el futuro inmediato

se desplomará la soberbia

ante el concierto de almas sin pecado original

de los que nacen a la nueva conciencia.

Equiparando ambiciones y solidaridad.

Arlane

2 comentarios:

  1. Que intenso lo que creaste.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. sí amiga, es el cambio planetario que está en ciernes, y con él la nueva conciencia que traen los niños índigo-rubí, más los adultos que se dan cuenta. Abrazo

    ResponderEliminar