miércoles, 18 de mayo de 2011

masticación


.
.
.

todavía se puede masticar


aunque no me pidas tarascones

los dientes plásticos tienden

a resbalar de su sitio y ya

no estoy para esos trotes

En el correr de las décadas

uno va perdiendo partes de sí

ojos que niegan lo presencial

músculos que no recuperan

funciones como antes y andá

a correr bondis de madrugada

Para el recuento

faltarán los dientes

que guardo en una cajita especial

de madera regalo provisto por padre

de todo desvelo y tenida por inútil

al momento de agradecer feliz cumple

y tomá a ver si te gusta

De nosotros

vamos dejando un rastro

por los caminos de la vida

pero no como en el cuentito

de los hermanos rubio-arios

porque este viaje es sin vuelta

y el cuerpo aún contiene lastres

para abandonar durante el derrotero

Arlane

imagen= Bol Pereira (Venezuela), "sábados raros"

3 comentarios:

  1. bueno, la obra plástica es alucinante...

    la poesía acompaña perfectamente, es surrealista, como si fuera destellándose ella misma, un despojo natural...

    un abrazo, Arlane!!

    ResponderEliminar
  2. Así es amigo Bol, por eso puse tu autoría en la parte inferior. Ella me eligió para que compusiera este poema, aunque ahora no recuerdo en qué sitio de la net fue que nos encontramos. Saludos

    ResponderEliminar