jueves, 14 de julio de 2011

Adoratriz

.
.
postré el cuerpo, que para entonces sentía casi ajeno, frente a la virgen que manifiesta llanto a mares, cuya cabeza coronan haces bíblicocabalísticos. – Oh Señora de sollozos !!, dame una señal un salvoconducto para salir de esta encrucijada –. Pareció que rondaban mensajes sin sonido provenientes de la testa medusiánica, y una paz como nunca me invadió palmo a palmo.


¿Porqué estoy aquí tan lejos y falta de consejo?. Ocurre que madre, allá en los confines del mundo, me encomendó muy encarecidamente que llegara como fuera hasta tierra sevillana, para orarle a su Patrona, tan devota la pobre vieja y no tiene dónde caerse. Sino, ahora mismo yo andaría, plácida sin apuro ni condena, por las rutas de la monarquía, trepada a cualquier camión subí que te llevo, y muerta de risa, capaz. Pero, quévamoacer, porteña al fin, afligida de hambre y pensión, acá estoy frente a la imagen en cuerpo y alma, tantas veces repetida en las estampitas de casa al trabajo. Solicitando favores celestiales en un idioma que apenas domino, sin saber a ciencia cierta cómo volverme pal pago.

¡Ah! una lágrima auténtica de virgen compungida ante semejante tristeza, vino a caérseme sobre las faldas recogidas en oración. Capto, tal una creyente sin medida, el santo mensaje: para regresar donde pertenezco, deberé vender este cuerpo que Dios me dio, al mejor postor que se presente, luego hacer de uñas corazón, comprar el boleto para pasear, y aislarme en contemplación sin descanso hasta que amanezca virgen como si tal cosa.

¡Gracias Señora del Llanto Eterno!

Ya me veo en la patria que tira como junta de bueyes, la frente marchita coronada por lágrimas en vilo, y la vieja con el mate y un rosario entre los dedos que si hablaran. ¡Madre del Dolor guárdame de tanto sacrificio por no saber!. ¡Señora de los choclos y el azafrán, excúsame de continuar dando de bruces contra molinos incólumes prontos a hacer de mí su más preciado botín!.

Amén y a dormir que en cualquier momento amanece y la vida loca es una, hay que sacarle provecho.



Arlan

imagen= Zavet Monroy

2 comentarios:

  1. uff Arlane,
    si te digo que me encanta sería vulgar
    pero me encanta!
    sí, mucho.

    Me sentí la virgen llorona desdoblada rezándose a sí misma...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. claro querida Noe, es un juego de espejos, aunque jamás tuve el honor de conocer a la tal Vírgen, sólo por referencias. Salú

    ResponderEliminar