martes, 5 de julio de 2011

técnica para la observación de vela

El practicante debe saber que, para este ejercicio, no hacen falta demasiados elementos: una vela común, o de pluma al viento si es su gusto, ambiente tranquilo, separación de todo cuanto nos aflige y del atroz devenir. Lo fundamental será la actitud mental, es preciso lograr la visualización de sí en situaciones oníricotransitivas, dejando de lado preocupaciones que a nada conducen y pasiones de la carne, que es débil sesabe


Ante el objeto de nuestro interés, se debe fijar la mirada de lince en trance, tratando de reducir el pestaneo a su mínima expresión. Un punto importante del proceso es que la vela se encuentre encendida al comenzar esta práctica, hemos comprobado que mirar largamente una apagada sólo produce deseos de orinar y pérdida de memoria a corto plazo. Luego, se descubre que la pequeña llama parece jugar suspendida, en silenciosa danza, tal ninfa del bosque que ha llegado por quién sabe cuáles medios de información.

Si los ojos acusan cansancio, y las lágrimas comienzan a fluir, no deje que la angustia invada sus cuencos, sólo preparese para un llanto de aquellos. Es usual que el principiante encuentre este tipo de inconveniente físico que no responde a un súbito ataque de tangos al margen de la ley o memoria de un futuro inalcanzable. Debe cerrarlos por un momento, y a través de su visión primigenia reconstruir la imagen a toda luz, quizás crística porquéno Tenga en cuenta que la memoria fotográfica puede no ser fiel a lo captado visualmente si no cambió las pilas cada veinte años, pues, lo que debería representarse como frágil llama, se transmuta en un circo de alta estirpe, en calesa a la vuelta del saludo, en quiénsabequé movimiento al vacío. Verá sucederse celestes radiantes, manchas tormentosas, salpicaduras de dinosaurios, un rostro amado cuando la peste, dos vidas plausibles aunque sólo un cuerpo de dolor. Ud concentresé ¡carajo!, será de dios... Buéh, si ya siente flotar su piel mortal por cielos del mañana, o si se le representa la abuela con chocolate después del cole, es que llegado al punto de fusión Ud ha. Bienvenido y felicitación grosso modo!!. Ni bien retorne del sueño entre pitos y flautas, vaya y cuéntele a cuanto peatón vea los beneficios subliminales del sueño astral montado en una vela más chica que su índice. Químporta si se ríen, no saben lo que se pierden, imbéciles



Arlan

No hay comentarios:

Publicar un comentario