miércoles, 17 de agosto de 2011

minuto final

cuando el cuerpo físico expira, la conciencia retoma sus verdaderas funciones a pleno, accede a toda posible dimensión, guarda memorias del tiempo en que los mundos no eran y el cosmos se disponía a estallar de repente; también reencuentra sus almas afines, aunque no sepa cómo decir alegría. Desaparecen hambres, intranquilidades, carencias, y hasta las cuentas pendientes. No existe el ayer ni el mañana, todo transcurre como de lejos en un continuo hoy sin tregua. Incorpóreos, en realidad somos otra cosa que, desde aquí aún, resulta difícil explicar. Pero mediante un esfuerzo desusado, la memoria cede y puede vislumbrarse aquel sendero por donde anduvimos sin ojos ni piernas, rumbo a qué

Arlan

4 comentarios:

  1. vos y yo sabemos algo sobre esto, creo.

    te voy a transcribir un texto que habla sobre lo mismo... veremos, pero creo que acierto, y vos, viste lo que yo vi. pero no te alcanza, no alcanza con escribir, porque hay más y todavía no sabemos decir eso tan grande, y ni siquiera sabemos quedarnos de este lado...


    "Un sol hermosamente doloroso, un dolor tan blanco que expone las manos ciegas al tacto equivocado de permanecer.
    Pero permanecer es darle al ojo de beber un reloj que funcionará hundido en el aire. Y el aire ya está sacando las vértebras como agujas dobladas. Porque ese reloj se quebró con la brillantez de una oscuridad que no sabe existir, pero que murió a todas las míes que sabían llorar sobre mi pecho.
    El sol sigue destejiéndome las tripas y extirpa mis pétalos, pero ya estaba abstracta."

    ResponderEliminar
  2. es cierto que aún no sé decir eso tan grande, pero tus ajustadas palabras me hacen intuir que existe algún camino. La mente se desovilla con semejante inmensidad alrededor. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. (...)la memoria cede y puede vislumbrarse aquel sendero por donde anduvimos sin ojos ni piernas, rumbo a qué

    qué belleza amigo !

    mientras te sigo leyendo...

    ResponderEliminar
  4. gracias María Eugenia, da contento que consideres belleza a mi trabajo. Te saludo compa

    ResponderEliminar