jueves, 29 de diciembre de 2011

Ver Mejor

Estos húmedos lentes que portamos hacia el frente, no funcionan como los usuales pues describen la materia, emiten juicios respecto a lo captado y el promiscuo dueño actuará de acuerdo al dictamen del órgano en cuestión, eximiéndose de recordar su mortal categoría. Hay un ojo que segrega sabores a pasado, enseñanzas adquiridas delante de pizarras en serie. Hay otro, parpadeando futuros promisorios y promesas a incumplir. Jamás coinciden en los testimonios, pues el vehículo que los sostiene tampoco sabe de acuerdos. De allí procede este mundo, partido por el batallar que se libra en el interior. Caos de ambivalencias, donde no tiene lugar un indivisible y perdurable aspecto; además no conviene confiarse en semejante sitio. Tampoco el discurrir ajeno podrá considerarse como arribo a buen puerto, puesto que tiende a la contradicción flagrante y la impuntualidad sin previo aviso. De esa manera, cada idea propuesta cae en saco roto, entre pitos y flautas.
Siglos habrán de crepitar y abatirse sobre sí mismos, cubriendo con el polvo de eras dificultades semejantes a las que hoy nos afligen. Pero, en nuestra situación fugaz y frágil, son apropiadas las dos posibilidades de registro que oscilan sobre la faz perecedera, así contaremos con una chance para descifrar enigmas, y con llanto suficiente para lamentar inexorables fracasos. Cabe la eventualidad del vistazo póstumo para empezar a entender, aunque ya entonces el párpado vaya cayendo, sin prisa pero sin pausa, como telón de último acto sobre el escenario que se nos va quedando atrás.


imagen= Wojtek Siudmak

lunes, 26 de diciembre de 2011

diálogo de vísperas

+
+






¿Ves el cielo, raso de tanta intemperie, como un desierto salpicado por guijarros a la marchanta?. Bueno, dicen los que se llaman sabios, que de allí mismo descenderán carruajes de fuego a discreción, conducidos por querubines rosacastrados, anunciando a trompeta alzada la llegada de un benefactor sin mácula ni ocupación conocida, que cambiará todo este lío del que nadie sabe cómo zafar. No, nosé si llamarlo extra terrestre, hijo de dios santo, o como sea, pero si vos querés ponerle un nombre, dale nomás, ¿qué podemos perder?. Por lo que averigüé sobre tal rumor, se trataría de un flaco con cara de no me importa, rubio aureolado, pelo más largo que lo decoroso, y unos ojos mar abierto de padre y señor. Pero (para todo hay un pero), existe una contracorriente, un pensamiento bajo cuerda, que pregona en cambio la inexistencia de esos angelones de ombligo a la intemperie, nada de carrozas rimbombantes, y mucho menos figurarse que un ario esquelético nos vaya a liberar de ninguna cosa peor. No señor, estos pensadores nueva era, afirman que el tipo va a moverse en un carro como esos que pasan juntando basura y trastos en desuso, sin hacer bulla ni declaraciones para los medios. Este personaje, morocho subido para más datos, lucirá una onda tribuna de las bravas, rulos al viento, manos de oso cuando pesca, y panza de dudosa procedencia. Por supuesto, que esta línea de pensamiento sostiene que el susodicho minga de paz y amor, va a emprenderla a las patadas con los puestos de feria judicial, con las prepotencias de los mandamás y asociados, y otras varias mierdas de estos tiempos que corren para donde sopla el viento. Particularmente, me importa un rábano el color o talante del que llegue, con tal de que nos conduzca hacia algo mejor, que arregle tanto quilombo. Y convenza al mundo cruel que para festejar su paso de corto aliento no es necesario correr entre escaparates a punto de explosión con tamaño despliegue y ofertas de temporada, ni darse de bruces por las calles repletas buscando regalos a última hora, sin tiempo para saludar siquiera o mirar para arriba a ver si ronda el viejo Noel. Digo, que nos haga entender, de una vez y para siempre, que lo mejor para aportar reside dentro de cada cual a su juego, sin importar la cantidad que llevemos en los bolsillos o entre los dientes. Así que lo conveniente es estar preparados, no sea cosa que el tipo llegue y nosotros como panchos, tomando birra y fumando hasta las heces. Tampoco ponerse a rezar, que ni el padrenuestro de corrido me sé. En todo caso, paremos con esto de comer a reventar, y gastarnos el sueldo en cohetes y obsequios a dar de baja antes que las velas se apaguen. Acá a la vuelta viven unos guachos que ni para el pan dulce, dale carguemos una de estas bolsas con regalos que no vamos a usar, y se las llevamos, también morfi, sidra, cañitas voladoras, y saludos según dicta el espíritu navideño y Crónica TV.

Te digo, si viene el juicio y las epidemias, que nos agarren con las manos vacías y la conciencia en paz. Después vemos para dónde agarramos.

ARLANN

martes, 20 de diciembre de 2011

nueva chance






cantan pájaros para que

rompa este día

y una arcada fue dispuesta

en son de bienvenida de génesis

matutino

ciudades a lo lejos aceitan

mecanismos mientras seres de bruma

van cubriendo el ejido por zonas

liberadas a lo que pueda suceder



oye el mundo

entonando su melodía

como sideral concierto

¡ el universo corea y yo

ni enterado!

odas hay entre planetas



unámonos al espectáculo

aunque un charco fabril

nos lama sin respiro

las botas con vestigios del ocaso



sucede otro devenir.



ARLANN
 
imagen= Gonsalves

domingo, 18 de diciembre de 2011

pies de seda

atravieso la fiebre que exuda

esta urbe en llamas

porque los motores

cuecen aire y la humana

marea transita ciega hacia

un final prometido



me deslizo

y mano en abstracción

negando lo concreto

la realidad televisada

no bulle idea de logros

o distancia en el cerebro



es preciso

controlar los pasos

para suavizar tanta barbarie

y murmullos del entorno

también sirve

respirar con todo el cuerpo

pues así cunde la armonía

destruyendo deseos sin mesura

y aglutinamiento de clamores

me desplazo

insensible a carteles anuncios parlantes

brindando energía en máxima pureza

a todo aquel que lo necesite

desenmascarando

el disfraz solemne de quienes

guardan el orden y la debida obediencia



percibo cómo

van huyendo los aspectos falsos

hasta el dolor por carencias

entonces

más luego

retomo la suspensión

sobre edificios de humedad inexplicable

arriba de negocios atestados con gente

que ni sabe para qué vino

torno

a vapor en dispersión

evitando el cotejo con aquellos

sólidos hasta no dar más

guardianes de buenas costumbres

y ambiciones sin motivo

ARLANN

viernes, 16 de diciembre de 2011

deriva


Un aeropuerto cerrado, eso enteramente fue lo que encontré al bajar del taxi tan caro a mis bolsillos, que partió dejándome en ascuas. Oiga, por qué aeropuerto cerrado?, inquiero a transeúnte de paso vertiginoso, a guardia que fuma sin pena ni gloria, a pordiosero falto del habla y carro de tareas aunque carga cigarrillo mal liado en la zurda porque la otra
está ocupada con bolsas para desechos, e intuyo contiene secretamente  un importante gancho al hígado. Sin una respuesta que conforme tanta indagación, doy un rodeo como quien no quiere la cosa, y trepo al fin libre de culpa y cargo, por una explanada que no presenta mayor dificultad, quizás lleve a un mundo donde es menester que cuanto se oferta en su momento opere a horario, sin conflictos de poder o insuficiente mantenimiento. Aunque no, claro, no es así como funciona la cosa, porque detrás del pabellón para demoras no existe el mínimo empeño de satisfacer o colaborar con el cliente que siempre tiene razón?, ni hallo personal capacitado para despejar dudas de último minuto. Veo a una mujer con uniforme provocativo, quizás amable si nos conociéramos. Se aleja sin ambages a través de superficies en espejo, símil tíovivo, aunque espero alguna indicación de su boca frutal, hasta precipitarme en grito, no atiende nada que no sea su particular brillo, y sigue lo que fuera con obstinación digna de mejor empeño. Bien, hoy no se podrá elevar, siquiera un tanto así, amarga reflexión pero sólo la muerte no tiene remedio. Entonces me deshago de equipaje, accesorios que dificultan, ni especulo en dar con vehículos negroamarillos que acabarán por defraudarme lo poco que resta. Tomo una carrera corta si cabe, a velocidad tal que parezco veinte años menor y en peso adecuado a las circunstancias, enfilo hacia donde se pierden las luces demarcatorias y todo vestigio de urbanidad. Salto, con gracia de atleta bien entrenado, mejor comido. Hay un frágil alambrado que separa, simbólicamente, los diferentes estadíos levantados por alguna monarquía neoliberal que prometió no defraudarnos. Al caer de bruces sobre pasto argentino, reencuentro al menesteroso, ya dueño de la situación, en su ámbito, donde reina como un tuerto. Locuaz ahora, indica vía segura de escape más posible recorrido de bondi derecho a Plaza aunque parando en todas.
Adiós señor de los anillos de nicotina y sabio consejo, adiós niña entrevista sobre vitrales en órbita, y adiós viaje a las estrellas. Retorno a las tareas habituales, al hogar en duermevela, a mí por completo, montando trenes lentos pero seguros, ruta al conurbano de brazos abiertos como siempre para los pródigos que vuelven con la frente marchita por tantos desengaños .

ARLAN

imagen= René Magritte

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Atisbo



impregnado de
frases palabras tan bien puestas
por aquellos semejantes
mi mente bebe
mi mente compone y
ensaya un atisbo

mucho más tarde
arguye

ARLAN
imagen= Mikheil Kasradze

lunes, 12 de diciembre de 2011

Luz a contemplar

+
+
+


Alguien cabe en la palma

                                   de un sueño. Alguien

                                                                 gime desde antes su ruego

                                                                        en ablución con lloviznas.

¿Sabrá del día en ciernes?

¿Sospechará la muerte por ignorancia?

Cuánta ciudad y el alma

preñándose de luz

hasta las rodillas

ARLAN

jueves, 8 de diciembre de 2011

giro interior



girando en torno

al centro de mi vacío particular

ignoro si dudar ex profeso

de cuanto sucede fuera del yo:

ovillo con sueldo al día

y aire confundido



palmas hacia el cielo

y los ojos dados vuelta

para descubrir de una vez por todas

qué implosiona bajo capas de corteza

y rutina hasta en los juegos



rondo mi núcleo primitivo

en busca de respuestas cuando

tras el vidrio quizás llueva

o ardan mundos sin paz de cementerio



no hay mayor tarea que buscarse

por cauces subterráneos y tierras

del ego más oculto

porque sólo conquistando

esos baldíos tras la piel

uno atisba de algún modo que

no es demasiado complejo el mundo

ni se reduce a incertidumbre o pasión

el tan temido después



entonces voy a encapullarme

hasta la médula

sin reloj arranca sueños

ni teléfono por si acaso

antes de que alguien llegue

con reproches con lamentos

a clamar viejo no te das cuenta

porqué seguís tan distante

cuando hijos perro compañeros

están sentados a la mesa para

agasajarte con últimas noticias

y rumores que corren en tu ausencia



ARLAN

lunes, 5 de diciembre de 2011

Aumenta tu ser




Deja que el sol dore
tu inédita fluidez.

bebamos esa energía

que desciende del astro más hermoso.

siente las moléculas vibrar
con empatía hacia el todo
tu latido marca los ritmos
de un aliento que suma.
Este nuevo día se esmera en trinos
y árboles para guarecerse
para que el adentro cante y se deleite
con las melodías que el exterior obsequia.
Acepta las lluvias,
que habrán de purificar dudas terrenas.
Nuestro ser es también acuático.
Por duro que intentes parecer
y cuan fuerte quieras aparentar,
eres agua que fluye dentro de un mar
sin límites ni puertos
Entonces
inclinémonos con respeto
frente al retorno de la luz
agradeciendo:
la flamante jornada plena de amor
tantas horas de posible aprendizaje
los minutos para evolucionar
No hay conflicto ni contradicción
Estamos vivos,
sin demora aprovechemos la oportunidad.

Arlane


imagen= AMANECER, de Didier Franco