sábado, 28 de abril de 2012

boca de tormentos




Qué puede esta boca haber
querido objetar a tanto ayer
como más luego?
Si nada puedo cuando libera
su ácida lengua sus amarras
de larga data.
Algo brotó al aire de las cosas
en ese espacio en donde circunstancialmente
nos desvivimos sin apremios.
Pero he visto con el primer ojo
que hoy ya no estabas tan cálida
al lado mío en cambio sí hubo
alguien así de inusual parecido
pero con rostro erizado por diatribas
y malos alientos llamándome con un nombre
al que no respondo ni adhiero
y negándose a dar explicaciones
aunque fuera espurias o para salir
a flote siquiera.
Qué dijo
que dijo esta cuerda vocal desalmada
cuando no era momento
para discursos
y vos no escuchabas con la atención
que nos merecemos?

Arlan

imagen= Esterio Segura

4 comentarios:

  1. escuchar sin atención... eso mismo
    eso es demasiado nada
    y duele demasiado

    vos me entendés

    ResponderEliminar
  2. la atención ajena es condicionante, ¿pero cómo ignorarla?. Seguimos en sintonía (¿fina?). Abrazo Noe

    ResponderEliminar
  3. dolor por la cuerda vocal desalmada?
    o por la palabra que brotó de la cuerda?
    o por la ausencia de quien está a nuestro lado?

    abrazo*

    ResponderEliminar
  4. Rayuela, todo eso, por carácter transitivo, se relaciona, es decir que el orden de los factores no altera el resultado. Abrazo

    ResponderEliminar