lunes, 2 de julio de 2012

dame



“dame pan”
“de dónde mierda querés que saque?”
“dame dame Pan!, podés buscarlo bajo la estirpe de antepasados que supieron con gloria morir al pedo, también de aquellos que convertían la tierra yerma en alimento de países y ganado. O tras la historia puesta en forma con escuelas de no-saber, queriendo definir un rumbo del que nadie se hace cargo cuando no éramos más que criaturas asomando al mundo de marras, ignorantes de cualquier porvenir”
“Pero, ¿hasta entonces?”
“No interrumpas ni dispongas la mesa todavía, a menos que de tu palabra en cruz surjan hogueras de cuál tamaño, suficientes para mi des-ayuno consciente. Dedicate a rastrear por las hendijas de ojos recién despiertos, luego de un letargo que dura mil años. O quizás deberías hacer un alto en medio del desierto, el desconcierto, cotidiano, apeándote de tu ciega montura para comerciar con el labriego a cargo del ramos generales, a ver si vende harina y huevos aunque más no sea”
“Está bien…”
“Volvé pronto, acá, de bruces, te espero”

2 comentarios:

  1. Estaba leyéndote, hasta que encontré una palabra "violencia" y una frase "Entonces un presentimiento aletea sobre el pantano mental: ¿ no seré otra víctima silenciosa de los tejemanejes que poderes más allá de toda medida arman con oscuros fines para mantenernos domesticados vía pantallas full time, mientras sus huestes se llevan lo que debería ser para todos?"

    Entonces hice empatía, me vi en un espejo.

    Tus cuentos llevan a la reflexión, es muy interesante ese viaje que uno hace al leerte, saludos!!

    ResponderEliminar
  2. me gusta viajar y llevar amistades en mi bondi cósmico, lejos del mundo y su caos al por mayor. Vení siempre Pato

    ResponderEliminar