martes, 20 de noviembre de 2012

Verbena cruenta




Turena, mi corbeta espermatea un tramo por tu corola que da amparo a humaredas, amapolas, cuántas alhajas. También he advertido tus decires
de no y mentires incluso para qué?
Hembra cruenta vente pronta, en desmayos y vaivenes, hasta el aposento, mi cobijo, en que planto los trece y me sumo en embelesos, improperios, por la espera desusada a que sometes este necesitar altanero. ¡La manera en que te niegas a saciar tanto decoro del que estoy penitenciado! y no fugo en tu espera; Turena, dama escalpela, zorra en honda madriguera, sin plétoras ni priores que nos franqueen la condena.
Astro impar acaece en medio, ilumina como si ardiera, como si todo lo que sobrevenga,  resultara alto gozo en pago de tu papila, tu tulipa, rasgándome el devaneo. Verbena como loca marioneta.
Rata en celo, astuta.  
Turena

No hay comentarios:

Publicar un comentario