jueves, 4 de abril de 2013

hijo blanco

.
.
tallo verdor de primaveras


sostén al hijo blanco que pulsa

por emerger

nútrele con savia bondad

instrúyelo en las misiones

a cumplir por vegetales

para que la estación de los deseos

le impregne un dote ante

lo perjudicial del aire



brote pétalo flor

sucesión mágica del devenir

que este mundo

a veces ruin

otorga

al vándalo con cierta vocación

de autenticidad



Venite hasta mi choza

libre de humos

con tu aroma

a campo traviesa

llegate por la mañana

cuando soy despierto

por fulgores niñocielo

más emoción del trino

y otras memorias de bosque

amurallado contra hogueras



Y no te florezcas

hasta comunicarme

la precisa sabiduría botánica

que explique

tanto desgarramiento



(imagen= Wojtek Siudmak)

No hay comentarios:

Publicar un comentario