domingo, 1 de septiembre de 2013

Inclemencia

cuánto invierno tiende su gris membrana más perros que chumban a la soledad al destino y a hermanos de raza que deambulan por ahí sin dueño ni lugar donde rascarse / cansinamente autos desfilan con su carga de gente empaquetada para fiesta ciega de temblores y el ánimo se acopla a un ritmo de conformidad lentitud de las cosas de cada día buscar abrigo donde fuegos aún calientan esperanzas en carne viva / se consume cuanto quede cigarrillos comida músicas para suavizar tanta expectativa mirá dónde nos trajo el invierno que toma por asalto esta cabeza / dada a imaginarse sin poncho ni sombrero y se va por las ramas / con semejante frío

No hay comentarios:

Publicar un comentario