miércoles, 4 de junio de 2014

anochece

bestias de ojos térmicos
azules a más tardar
tantean hacia este sagrario
cubriendo sus armas
sus membranas áureas
por callejas sin aliento
En tropel
van circunvalando arrabales
para teñirlos
con el viejo fuego esmeralda
de la distancia
Hay lo vivo
que aguarda
una señal por pequeña que fuera
replicado en espejos
que tiemblan escenas caóticas
se refugia vanamente
tras el principio de su voz

Acaso pueda soportar
tal escándalo de inminencias?

No hay comentarios:

Publicar un comentario