domingo, 14 de julio de 2019

diapasones

se dejan oír
tiernos olores como
un violeta que abre
o montañas en brote
Se caen
los sabores pero
lengua no hay tacto para
componer algún puente acorde
que logre mirada.

Y cada sentido florece en caos
cuando mi diapasón alienta

domingo, 2 de junio de 2019

Maquinal



Sin descanso los espejos fatigan ante una imagen recurrente.
Desfile atroz, remoto, pero también próximo al dédalo pulido.
Anárquico carrusel.
Aspectos del ser que no coinciden,
ajenos entre sí, pero también complementarios.

Aunque, durante la estiva esas partes pugnen
vendrá la noche, transitoria muerte,
conciliando a estos reos.
Será el momento cuando el pensar no domine.
Cuando se ajusten los opuestos
Será, entonces, el instinto responsable
de pactar acuerdos y retornar unido
hacia un orbe que promete
sin saldar compromisos.




martes, 21 de mayo de 2019

Aceptación

Cómo despedir los restos
del que fui ayer
qué eran
mi nombre, mi estatura
y adónde sentaba el ánimo
cuando la noche
Comprendo que el todo
muta constantemente
y yo
soy un engranaje más

No sabré de espejos
hasta que me acepte

domingo, 5 de mayo de 2019

El Silencio Impera

en tu aire
maduro un hálito
tal vez conocido
y ausente me desprendo
con cierta pena
desde ojos marfil
así de tuyos

cómo estás tan lejos
que mis palabras
siquiera alcanzan
el lado más frágil

y qué otra cosa
decir
cuando el silencio
impera?

miércoles, 24 de abril de 2019

Sombras



caen a martillo
sobre paredes que
no sirven de coartada
ni posible abrigo

Dentro de la oscuridad
se adivinan presencias
y pálidas hojas de muerte
sesgando lo ambiguo

lunes, 14 de enero de 2019

ayer



hierbas suaves esplenden su rango
hacia mi cautiverio
remotos prados de alteridad
distánciase

un sudario desmañado
entre los pliegues del velar
gira y esa urdimbre
que vuelve para objetarne
por conductas del hoy
que entonces fuera destino


retornan personajes
ayer faro
cuando la novedad era despertar
en el mismo sitio
y con igual aspecto

oh criaturas
que en noches de cavilación
tornaron sus cenizas
hacia el cubil de mis apetitos
que otros decidieron sacrificar
al olvido
¿porqué aún resuenan
en mi estancia?


orada el fuego creador
los días sin ocurrencia
suspendidos juicio y habla
al estancarme en el recuento

tengo un mundo falaz

quizás la hora llegue
en que deba evitar su artificio
mientras tanto
deambulo por oscuras praderas
y no concibo pantallas
que delaten mi travesía
al borde de la cordura

quédeme sólo un manto
de estelas en suspenso
para cubrir las espaldas
conque soportaré dolor
y remembranzas