sábado, 24 de abril de 2010

de guardia

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

un hombre asiento en penumbra



recortado por sinfín de circunstancias


bajo el único tubo


en oficina estrecha


del enorme / vacío / retinto


edificio mole de cemento


con inerte fachada estilo sesentas






un ser


ya sin género ni especie


(aunque casi yermo)


carente de pasado y porvenir


como pausa entre


semejante carga horaria


olvidado del mundo


y solitario a más no poder


piensa escribe


lo concebido gracias al rescoldo


anímico que sobra


no memora no programa


imagina algo en ciernes


equivalente a una vida plausible


allí afuera donde la fragua






es poeta


ocurre en trance autoprovocado


fuma ceba mate y continúa


un interno alegato


por el instante exiguo que media


de pensamiento a letra


se comprende fútil


mortal sin remedio


y desertor en potencia






tras el portón de aliento férreo


presiente que arrecian oportunidades


entonces


torna al estadío símil inercia


pero desconoce el cómo


su mano impele signos


por fuera de una voluntad ya vacía






así perdura


hasta que detonen novedades


contra ese portón de frontera


obligándole a revivir


durante otro tiempo incierto


para involucrarse con multitudes


ciegas a su revés sin objeto


Arlane
 
 
imagen= eclipse de luna, de Graciela Bello, http://gracielabello-art.blogspot.com/2009/03/utopia.html

1 comentario:

  1. Perdurar, sobrevivir, subsistir...
    Confío en el "despertar".
    Abrazo de luz Arlane y gracias por compartir, Mirta

    ResponderEliminar