martes, 1 de marzo de 2011

devenir primal





como un dios de nieves

erijo barricadas sobre el cenit

virgen de modernidad y tránsito

hay lugares que a los humanos

no interesa urbanizar

frágiles desiertos muy altos como

para encarar algún proyecto

a largo plazo



allí siento base

convivo al unísono

de suerte que torno a especie elemental

mimesis de piel en hojas

sin apuros por consumir

ni fácil presa de los diarios

como un árbol más del monte

mueve mi barba

el indómito viento


Y en contemplación

perdurar





Arlane

No hay comentarios:

Publicar un comentario