viernes, 23 de febrero de 2018

Fin

en fin
ahora que
la piel se deslía en cuerdas
llamando
con un zumbar trasnochado
como el hormigueo de la memoria

Y al fin
nosotros
desfigurados alegres
por un nuevo día para qué
si acaso la sangre corriera como debe

mientras los pies naufragan
por los techos
los nichos

No hay comentarios:

Publicar un comentario